“El caballo se alista para el día de la batalla, mas Jehová es el que da la victoria” Proverbios 21:31

19 nov

Cuanto esta a nuestro alcance hacer respecto de lo que nos pide Dios Padre para poder ganar esta carrera? Vigilia y oración diaria, continua, no significa estar de rodillas rezando todo el día, significa orar mientras uno trabaja, significa orar mientras uno camina, significa orar mientras uno respira.  Una de mis películas favoritas es Secretariat, la historia de un caballo que gano la corona triple, que son las tres carreras mas famosos en los estados unidos.

Desde que nació ese animal, su destino estuvo definido, desde su juventud el caballo fue nutriendo y creciendo y formándose para ser uno de los mejores caballos de todos los tiempos. La historia de este caballo es especial, ya que su dueño fue un emprendedor fue un hombre que tomó riesgos y esos riesgos dieron sus frutos. De la misma manera que cada uno de nosotros puede hacer al entregar nuestras vidas a Cristo, muchos no lo hacemos por temor, muchos no lo hacemos por ignorancia, muchos no lo hacemos por falta de credulidad. Que tenemos para perder???

Cuando el dueño del caballo estaba por morir, su hija se hizo cargo de la haciendo y de los caballos. Fue ella que vio el potencial del animal y fue ella quien tuvo la ambición.
De la misma manera Dios Padre creo y tiene un plan para cada uno de nosotros y así como nosotros nos alegramos cuando vemos a nuestro niños triunfar, así Dios Padre se alegra cuando nosotros triunfamos.

El caballo hizo lo suyo gracias a la guía y apoyo de su dueño, se cuidó, se alimentó bien, se entrenó y se desarrolló para ser campeón. Así cada uno de nosotros tenemos varias disciplinas que podemos/debemos  desarrollar para ser campeones por y en Cristo. Vigilia y oración diaria, que implica desarrollar un corazón de servicio con amor a los demás.  Si hacemos esto Dios nos verá cruzar la meta. Porque si Dios Padre demuestra su amor incondicional y apoyo y hace que un caballo gane la batalla, cuanto mas, hará por cada uno de nosotros que somos sus hijos.

Dios Padre te damos las gracias por tanto amor que nos brindas cada día. Gracias por la oportunidad de respirar este aire puro que tu emanas y gracias por nuestras familias y nuestros hermanos y hermanas. Espíritu Santo guíanos en esta preparación, en este entrenamiento que estamos ejecutando para poder ser mejores cada día. Ayúdanos a ver el camino, ayúdanos a ver tu luz, de modo que podamos ser utilizados como tu instrumentos de amor en esta tierra. Te entregamos todo y todo dejamos en tus manos. Empezando por nuestras vidas, nuestras familias, nuestras bendiciones, porque todo es tuyo mas nada es nuestro. Ayúdanos a que nuestro corazón prospere de amor, de paz, de sabiduría cada día más y más. En tu preciosos nombre Jesucristo pedimos esta humilde oración. Amén, Amén, Amén.

Que Dios les bendiga hoy y siempre.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 323 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: